¿Qué es una ciudad emergente? ¿Cuántas hay en América Latina?

Horacio Terraza

Con cerca del 80% de su población viviendo en ciudades, América Latina y el Caribe es hoy la región mas urbanizada del planeta (Asia 47%, África 40%, India 30%). Para el 2015 se espera que el 85% de la población viva en ámbitos urbanos. Esta situación no es por definición ni buena ni mala. Altos niveles de urbanización han traído resultados tanto positivos como negativos para los habitantes de las ciudades.

El principal aspecto positivo está relacionado con que las ciudades son el motor económico de sus países y es una tendencia que tiende a acentuarse en el futuro. Según el último estudio de McKinsey Global Institute sobre la competitividad en ciudades de América Latina, las 198 ciudades más grandes de la región (aquellas con más de 200 mil habitantes) aportan el 60% del crecimiento económico de la región (65% en el 2015).[i] De este grupo, las diez más grandes en términos económicos (San Pablo, Ciudad de México, Buenos Aires, Rio de Janeiro, Bogotá, Caracas, Lima, Brasilia, Monterrey y Santiago), aportan el 30% del crecimiento económico regional. Sin embargo, el fenómeno más llamativo es que de estas diez megaciudades solo una (Monterrey) crece económicamente de manera clara  por encima de la media de sus países. Las demás se encuentran cerca del promedio nacional o por debajo del mismo. Entonces, ¿las 188 ciudades restantes crecen todas por encima del promedio? Definitivamente no.

En el lanzamiento de la Iniciativa de Ciudades Emergentes y Sostenibles (ICES), el BID definió como ciudades “emergentes” a aquellas que tuvieron un crecimiento poblacional y económico positivo por encima del promedio nacional durante el ultimo periodo intercensal  y que tuvieran una población de entre 100 mil y 2 millones de habitantes (lo que da un universo sustancialmente mayor al de McKinsey). Se realizó un estudio  utilizando las 550 ciudades existentes en ese rango poblacional para analizar como era su crecimiento. El estudio arrojó que de ese total de ciudades intermedias, cerca de 140 crecen por encima del promedio en ambos aspectos (población y actividad económica). Si bien este estudio preliminar aun se está revisando conforme se ingresa información adicional, nos da una buena aproximación acerca del número de ciudades emergentes en la región.

El crecimiento de las megaciudades de la región está en declive, tanto a nivel económico como poblacional. Siguen creciendo, pero a menor ritmo que las ciudades “emergentes”. Tienen un PBI per cápita cercano a 1,5 veces el del promedio de  la región pero esta brecha se irá cerrando por las emergentes hacia el año 2025. Las megaciudades comienzan a presentar des-economías de escala, causadas por el tráfico, la inseguridad y la contaminación ambiental que están reduciendo su ventaja comparativa. Estas megaciudades han “incorporado” de manera sistémica a las ciudades vecinas pequeñas pero no a nivel jurisdiccional político ni de planificación, por lo que las ineficiencias se multiplican.

Serán por lo tanto, las ciudades “emergentes” las que recibirán las nuevas olas internas y externas de migrantes, atraídos por nuevas fuentes de empleo,  viviendas a precios más razonables y mejor calidad de vida. Estas ciudades aun están a tiempo de planificar su crecimiento, evitar los problemas de las megaciudades y asegurar la sostenibilidad urbana y ambiental para todos sus habitantes. Es la decisión del BID asistir a estas ciudades en su desarrollo de visión y planificación sostenible para los próximos 50 años.

[i] McKinsey Global Institute (2011) “Building globally competitive cities: The key to Latin American growth”.

*Esta columna fue publicada originalmente en el blog Ciudades Emergentes y Sostenibles del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Autor: Horacio Terraza

Horacio Terraza se desempeña en la actualidad como coordinador, por parte de la Gerencia de Infraestructura y Medioambiente, de la Iniciativa de Ciudades Emergentes y Sostenibles (ICES) del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Al mismo tiempo es Especialista Líder en Agua y Saneamiento de la División de Agua y Saneamiento. Su formación es en ingeniería, con 20 años de experiencia profesional en el campo urbano-ambiental, habiendo trabajado tanto en el sector privado como en organizaciones multilaterales de desarrollo. Anteriormente, Horacio trabajo durante once años para el Banco Mundial como Especialista Ambiental Senior, liderando la agenda urbana ambiental y coordinando las operaciones relacionadas con financiamiento de carbono en el Departamento Regional de América Latina. Terraza es ingeniero mecánico recibido en la Universidad Nacional de La Plata en Argentina y posee un master en Economía Internacional y Relaciones Internacionales de la Escuela de Estudios Internacionales Avanzados (SAIS) de la Universidad de Johns Hopkins.